fbpx
Close

Si el servicio es gratis, el producto sos vos

Si el servicio es gratis, el producto sos vos

Por @abdulsirker

Existe una frase en seguridad digital que nadie puede refutar “Cuando el producto es gratis, el producto eres tú”, millones de personas utilizamos productos digitales “gratuitos” cada día, una app, un correo, Facebook, Google o Tik Tok, pero… ¿Qué pasa con estos servicios, cómo hacen para pagar las planillas millonarias y de dónde sacan sus ganancias?

El famoso algoritmo

Muchos de estos productos viven de anuncios, sobre todo, de la gestión de millones de datos (BIGDATA), por ejemplo, Facebook en 2019 cerró con beneficios de 18.485 millones de dólares, su algoritmo hace un gran trabajo recolectando datos de los usuarios, que posteriormente son vendidos a su anunciantes, porque algo cierto es que Facebook te conoce más que tus padres, hermanos e incluso puede predecir mejor que vos lo que te gustaría hacer, comprar o dónde quieres ir este fin de semana, cada like en un post o el tiempo que demoras viendo un video recolecta información que luego sirve para venderte el producto que estabas buscando.

¿No te ha pasado que a veces piensas en algo y mágicamente te aparece en tu feed? No estoy diciendo que un algoritmo lee tu mente, pero con tus patrones y comportamientos, búsquedas recientes o likes brindas información de algo que posiblemente estés necesitando sin darte cuenta.

Quizá te interese Cómo Cambridge Analytica analizó la personalidad de millones de usuarios de Facebook

Y cuando llega la gran “G”, Alphabet, la compañía detrás de Google y otros servicios que dominan la internet actual, que en 2019 ganaron 31.000 millones de euros, gran mayoría de toda esa cifra facturada proviene del anuncio que vemos al utilizar Google, ver videos en Youtube, descargar en Google Play, o ver un lugar en Google Maps, etc.

App de reconocimiento facial

Hace un par de días volvió el boom de FaceApp, desde el 2017 tiene sus altas y bajas; lo importante de analizar una app como esta es, ¿realmente es gratis? ¿realmente cumplen lo que dicen? ¿o existe un banco de reconocimiento facial detrás?. Apps como estas parecen tener efecto dominó, miles de personas las empiezan a utilizar en cuestión de días, ¿Cómo me veo si fuera mujer o viceversa o si tuviera más años o muchos años menos?.

Tan sencilla de utilizar, compartir y divertida, sin nada fuera de lo común, hasta que sus términos y condiciones te dan cierta inquietud, muchas de ellas han sido aclaradas por sus fundadores con sede en Rusia, sin embargo han puesto a pensar a muchos ya que tiene acceso casi total a tu dispositivo, y aquí podría salir uno que otro a decir: no importa, yo no soy importante… quizá no seas un target importante hoy, pero no sabes que pasará el día de mañana ¿o si?, los datos que tengo no son sensibles… pero los datos de la empresa a la que trabajas puede que si lo sean, ¿o no?, pero esto lo discutiremos en otro artículo.

faceapp

Volviendo al tema, acostumbramos no leer la letra pequeña, se supone que debemos leer los términos y condiciones de uso, sin embargo damos aceptar y listo.  Esta app utiliza las cookies de los sitios que navegas, recopila información de tu red social (en el caso que hagas login con ella) y junto a esto la lista de tus amigos, pero ¿esto ya lo hacen otras app no?; lo raro son los adicionales cómo: datos del dispositivo, tipo y número de versión del sistema operativo de tu computadora y dispositivo móvil, fabricante y modelo, ID del dispositivo, tokens push, ID de publicidad de Google, ID de Apple para publicidad, tipo de navegador, dirección IP (país asociado y ubicación) y otra información sobre el dispositivo que estás utilizando para visitar la aplicación. 

Puedes leer todas las políticas de privacidad aquí https://www.faceapp.com/privacy-en.html

Cuando el servicio es gratis, el producto sos vos

¿No voy a utilizar ningún producto pues? ¡Claro que si!, pero debes estar consciente de los riesgos y asumir el precio que debes pagar por las herramientas que utilizas, o mejor dicho, estar cómodo de a quién le estás brindando tu información, qué datos apruebo o cual no.

Estamos en un mundo digital, a menos que decidas no tener una identidad digital quieras o no es parte de estar conectados, sin duda hay muchas maneras de defender nuestra privacidad al momento de navegar por internet, desafortunadamente todas las herramientas “gratis” son todo menos gratuitas y en esencia el castigo del marketing al brindar nuestros datos es el pago.

Abrir chat
1
Hola, existo para que tu marca alcance el máximo potencial ¿En qué puedo ayudarte?